a

a
Bienvenidos al Blog Oficial de la Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia, Nuestra Señora de la Amargura, Santo Entierro, Soledad y Santa Ángela de la Cruz de la ciudad de Constantina, con sede en la calle Izquieros y establecida canónicamente desde el 30 de abril de 2011 en la Iglesia de San Juan de Dios.

Este Blog fue creado, en su origen, para transmitir las actividades del anterior Grupo Joven y sirviese de punto de encuentro y unión para todos los jóvenes de nuestra Corporación. No obstante, vuestro continuo seguimiento y la gran aceptación que ha sabido alcanzar, han hecho que evolucionara en sí mismo y sea ahora el centro de transmisión por excelencia del día a día de esta nuestra gran Hermandad.

Salve a Nuestra Señora de la Amargura

miércoles, 23 de abril de 2008

DISTANCIA...


He de comenzar esta pequeña entrada dudando si tendrá cabida aquí una de este estilo, puesto que hasta ahora tan sólo se han escrito noticias o anuncios acerca de nuestro grupo. En fin, tras tomarme como siempre las pertinentes libertades, comenzaré con mi asunto.


He leído la salutación de nuestro Presidente y no he podido evitar recordar lo vivido en la pasada Cuaresma y en el broche de oro que gracias a todos los Hermanos de la Amargura pude darle.


Comenzó mi Cuaresma en un lugar distinto al vuestro. Nos separaban centenares de kilómetros, pero yo estaba allí, al lado de mi Virgen de la Amargura, implorándole que ese Domingo de Ramos me dejara acompañarla. Las circunstancias no me eran favorables, puesto que mi abuelo estaba malito ingresado en el Hospital. Gracias a tu intervención, él salió de allí y como agradecimiento a , Madre, juré que nada me iba a impedir que el Viernes de Dolores fuera a verte.


Durante esos cuarenta días, mi sueño era poder ir a limpiar tus enseres, observar como te iban poniendo cada día más guapa (si cabe), en fin, vivir ese ambiente que nunca he vivido. Me conformaba con mirar tus fotos y pedirte que me permitieras estar contigo el Domingo Divino. Tras varias semanas por fin llegó el ansiado día, y debo agradecerte a y a todos los que allí estaban que me permitieran hacer lo que en cuarenta previos días no pude.


Todos los que allí estaban no saben la suerte que tienen de poder verte cada vez que lo necesitan, de sentir la fría reja que te separa de nosotros, de rezarte unos minutos. Este sentimiento no se percibe hasta que la maldita distancia ataca.


No debo extenderme más, por eso, aquí lo dejo. El resto de lo vivido quedará entre ELLA y yo.


Beatriz

4 comentarios:

Alberto dijo...

Precioso......

Jose Manuel dijo...

Los sentimientos de una hermana y Joven cofrade siempre tendran cabida en cualquier sitio relacionado con ntra hermandad y sus amantisimos titulares

Andrés Manuel Marín Méndez dijo...

de lujo nuevamente bea, has conseguido que mi madre se emocione y todo. algún día, bea, te prometo que vivirás esos espectaculares días previos, llenos de ilusión y ganas, arropados por el manto en la cercanía de nuestra querida Madre. Me emocionado verdaderamente, sintiendo lo duro que puede llegar a ser vivir esto en la distancia. un beso de tu primo

Andrés Manuel Marín Sánchez dijo...

Beatriz, una vez más comentario bonito, "sentío" y profundo. Entiendo tu sentir, a mí me paso cuando hice la mili en Ceuta, pedí el permiso para venir a hacer mi estación de penitencia, no me lo dieron, fué mi peor Domingo de Ramos, yo estaba rodeado de mis compañeros del cuartél, pero me sentia solo, mi corazón estaba lejos de allí, y estaba caminando esas seis horas con Ellos, ha sido el único Domingo de Ramos que no he vestido nuestro traje de nazareno, ha habido muchos otros emotivos al máximo pero duro como éste ninguno.
Beatriz, piensa que cada día que pase es uno menos para que llegue ese gran Domingo.
Un fraternal abrazo en Xto.
P.d.: Creo que aún no se ha visto un comentario de nuestro Hermano Mayor, Francis te pongo en el compromiso.